Suministro de gas: la situación es tensa, pero no es crítica

El suministro de gas desde Rusia continúa con regularidad, según aseguró en rueda de prensa el ministro de Economía, Richard Sulík.
La situación a nivel europeo es tensa, pero hasta ahora no es crítica para Eslovaquia, dijo Sulík, explicando que su Ministerio está monitoreando la situación diariamente, está en contacto con otros países de la Unión Europea y apoya plenamente la acción conjunta de los Estados miembros.
Ayer, llegaron a Eslovaquia a través de Ucrania y la República Checa 60 millones de metros cúbicos de gas ruso, de los cuales más de 14 millones se destinarán al consumo y almacenamiento inmediato.

El presidente del consejo de administración de la industria del gas eslovaca (SPP), Richard Prokypčák, confirmó que los suministros a la empresa rusa Gazprom se seguirán pagando en euros, como ha sido estipulado en el contrato, y no en rublos, como pretende Rusia de los llamados «países hostiles».
Dado que el próximo pago está previsto para el 20 de mayo, hay tiempo suficiente para evitar interrupciones del envío de gas como la que se ha producido en Bulgaria y Polonia. “Haremos todo lo posible para garantizar que el gas fluya hacia Eslovaquia y que haya suficiente cantidad para los hogares y la industria”, dijo Sulík.

La compañía del gas está preparada para afrontar incluso los peores escenarios y por ello está en constante contacto con otros proveedores de gas, procedente de los yacimientos del Mar del Norte. Se espera que un buque cisterna de gas natural licuado (GNL) con destino a Eslovaquia llegue a la terminal de la isla croata de Krk el 1 de mayo.

__________________

Foto: PublicDomainPictures CC0
/

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.